Dresden en familia

Por Fede.

Luego de 8 meses sin ver a mi madre y a Ricardo, nos vinieron a visitar a Berlín y obviamente fue un reencuentro muy emotivo 🙂 Su itinerario fue estar unos días en Berlín, luego ir los cuatro a Dresden por el fin de semana, nosotros nos volvimos a Berlín mientras ellos fueron a Praga, luego a Viena y nos reencontramos en Budapest. En esos días que estuvieron en Berlín nosotros teníamos que trabajar, por lo que nos veíamos en la noche para cenar juntos y charlar de todo un poco.

img-20160906-wa0009

El sábado 10 de setiembre desayunamos en el hotel donde se quedaron ellos y luego fuimos a Alexanderplatz a tomarnos un ómnibus hacia Dresden. Luego de hacer check-in en el hotel, salimos a caminar buscando algún lugar para almorzar. Gracias a Foursquare, fuimos a un restaurant de comida local (sajona) que por fuera no tenía mucha pinta, pero adentro estaba muy lindo y comimos muy bien (infaltable las salchichas y cerveza!). Luego de almorzar fuimos caminando hasta la ciudad vieja. La ciudad vieja de Dresden es impactante por sus edificios de estilo antiguo, aunque una de las cosas más sorprendentes es que todo es relativamente nuevo: sobre el final de la Segunda Guerra Mundial la ciudad fue arrasada por una serie de bombardeos que destruyó completamente la ciudad.

Ese día recorrimos la ciudad sin haber planeado nada, caminando sin rumbo. Entramos a la Iglesia de Nuestra Señora (Frauenkirche) que es uno de los íconos de la ciudad y fue terminada de reconstruir en el 2004. La iglesia por fuera es espectacular, por dentro es linda aunque esperaba un poco más. Tiene un mirador en la torre con muy buena vista de la ciudad, a la que subimos el día siguiente. De tarde la pareja más veterana se fue a dormir la siesta, mientras con Sofi recorrimos un poco más y nos tomamos un helado. De noche salimos los cuatro a caminar por la ciudad vieja, parando a cenar en un lugar de hamburguesas que estaba bastante bien.

El domingo desayunamos en el hotel y salimos a caminar por la ciudad de forma más planificada que el día anterior. Primero fuimos al museo de la fortaleza de Dresden (Festung) que es gran parte debajo de la muralla. Tiene bastante información sobre cómo la fortaleza fue mejorándose gradualmente, los cañones, y hasta el baño donde los soldados hacían sus necesidades sin dejar de vigilar! Luego del museo fuimos a la Iglesia de Nuestra Señora y subimos la torre. Como Ricardo está con unos problemas de rodilla yo pensé que iba a tener problemas para subir tantos escalones, pero se la bancó como un campeón. Al bajar de la torre fuimos a almorzar para recargar energías, y luego dimos una última vuelta por la ciudad. A eso de las 20.00 con Sofi nos volvimos a Berlín, pero Mamá y Ricardo pasaron la noche en Dresden ya que al otro día temprano se fueron a Praga. Fue un muy lindo fin de semana en familia, desquitando en charlas y abrazos todos los meses que estuvimos sin vernos 🙂

Un comentario en “Dresden en familia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s